¿Cómo elaborar un plan de formación para voluntarios?

formacion y voluntariadoEstá arrancando el año y sabemos que las organizaciones ya se están planteando cómo organizar a su grupo de voluntarios. Además de la experiencia que obtienen los voluntarios al colaborar con nuestra organización y entrar en contacto con las comunidades que trabajamos, la formación es sin lugar a dudas un valor agregado que podemos ofrecer la entidades sociales a nuestro grupo de voluntarios. Así que te preguntamos ¿Ya sabes en qué vas a formar a los tuyos?

Si  en tu entidad aún no tienen definido un programa de formación para el 2014, queremos presentarte la Guía: ‘Formación en Sensibilización para Voluntariado’ que estamos seguros será un recurso que podrás aprovechar al máximo. La guía ha sido editada por la Fundación Acción contra el Hambre, que posee una amplia experiencia en el área de sensibilización a diferentes colectivos a través de numerosos proyectos llevados a cabo en España; y presentada en diciembre de 2013.

En esta guía se establecen las bases para poder elaborar un itinerario formativo destinado específicamente a formar a personas voluntarias en sensibilización, es decir, personas que se van a dedicar a acciones para prevenir, concientizar o educar a la ciudadanía en general, bien sea porque nuestra entidad trabaja por la igualdad de derechos de personas con discapacidad o en la protección del medio ambiente. Los voluntarios que realizan sensibilización deben estar particularmente motivados y tienen como misión trasmitir los principios y valores de nuestra entidad.

Destacamos de la guía, que ofrece los elementos y los conceptos necesarios para diseñar un itinerario formativo, basado en una propuesta de competencias. En el capítulo dedicado a este tema, se describen las habilidades necesarias en los voluntarios para llevar adelante acciones de sensibilización; ejercicio que deberíamos hacer para todo tipo de voluntariado como voluntariado en educación o de atención sanitaria. Determinar las competencias necesarias para el voluntariado o que se adquieren con la oportunidad que estamos ofreciendo, hará bastante llamativa nuestra propuesta, especialmente para jóvenes con poca o nula experiencia laboral.

Por otro lado, en este manual se propone la planificación y diseño del itinerario formativo para voluntarios en 6 fases, así:

FASE I: DETECCIÓN DE NECESIDADES FORMATIVAS. El primer paso para iniciar el proceso es el de detectar las necesidades formativas de las personas voluntarias de sensibilización, esto marcará el contenido del programa.

FASE II: OBJETIVOS GENERALES DE LA FORMACIÓN. Una vez identificadas las necesidades tanto de la entidad como de las propias personas voluntarias, se debe priorizar cuáles de estas necesidades vamos a buscar cubrir con el itinerario de formación, estableciendo los objetivos. 

FASE III: ACCIONES FORMATIVAS. Existen posibilidades infinitas que se pueden usar para llevar a cabo el itinerario formativo, la guía cuenta con un apartado de recursos  clave con actividades, dinámicas, formatos y evaluaciones que apoyarán la labor a realizar.

FASE IV: CRONOGRAMA. ¿Cuándo se desarrollará cada fase?. Para establecer el cronograma del itinerario formativo se requiere principalmente que seamos realistas con los recursos y posibilidades que existen.

FASE V: LA PERSONA REFERENTE DE VOLUNTARIADO. ¿Quién va a realizar cada una de las partes del proceso formativo?. Las opciones son múltiples y variadas. Lo ideal es que se cree un equipo de formación multidisciplinar que permita la división de tareas y la carga de trabajo.

FASE VI: EVALUACIÓN Y PROPUESTAS DE MEJORA. La evaluación es un elemento indispensable en cualquier programa o proyecto ya que permite valorar el impacto de la acción, los resultados obtenidos en función de los recursos empleados y la satisfacción de las personas destinatarias. La evaluación no es sólo para el final, ya que si la realizamos a lo largo del itinerario, nos va a permitir realizar mejoras y acciones correctivas.

Hasta aquí nuestro resumen sobre la guía, ahora cada entidad deberá reflexionar sobre las ideas que en ella se ofrecen, trabajarlas, adaptarlas y crear la fórmula más acorde a sus necesidades. Creemos que con este post ya te has hecho una idea de cómo elaborar el plan de formación para tus voluntarios. Para saber más y utilizar todos los recursos de la guía, descárgatela y comienza a rescatar ideas para tu entidad y tus voluntarios. Ah, y no dejes de contarnos cómo te fue con la implementación de tu plan y de compartir tu experiencia y claves para otras personas responsables de voluntariado en entidades sociales. ¿La leíste? ¿Qué te pareció?

*Imagen de Edith Valle para Cedim, tomada desde Flickr.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s